Relaciones diplomáticas, paz y OTAN - Priscyll Anctil
109
post-template-default,single,single-post,postid-109,single-format-standard,bridge-core-2.1.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.5,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Relaciones diplomáticas, paz y OTAN

Seminario Intercultural 11Relaciones a las relaciones Diplomáticas
Ponente: Jorge Fuentes Monzonis-Vilallonga (25 de enero de 2011)

Jorge Fuentes Monzonis-Vilallonga es un diplomático español que estudio Ciencia política y derecho y que entro a la carrera diplomática en 1972. El trabajo, entre otros lugares, en Croacia, Estados Unidos, Túnez y finalmente, Bulgaria. Presentándonos la diplomacia como la segunda profesión mas vieja al mundo después de la prostitución, insistió en el hecho de que la presentación se iba a concentrar sobre la diplomacia tal como la conocemos, es decir desde su forma moderna cuando nacieron los Estados-naciones. Monzonis-Vilallonga nos explicó que la carrera de diplomático implica principalmente dos cosas: servir los intereses de su país y jugar un papel de mediador en los conflictos. Nos aclaró también la diferencia entre un cuerpo diplomático y la carrera diplomática, que se suele confundir a veces. El cuerpo diplomático, a diferencia de la carrera diplomática, es el conjunto de países que están representados en una ciudad, por ejemplo Madrid. Hemos visto también los procesos de selección de diplomáticos que pusieron muchos debates en la mesa a la hora de las preguntas. Finalmente, nos enseñó las cualidades que se necesitan para ser diplomáticos y una de esas fue la de tener mucha curiosidad hacia todo, es decir, mantenerse al corriente de todo lo que esta pasando en el mundo y poder exprimir sus ideas sobre estos temas tanto en inglés como en francés.

Muchos de nosotros hemos hablado después del seminario de lo que se había dicho durante la sesión de preguntas sobre todo. Evidentemente, muchos de nosotros terminamos diciendo que no cabe duda en que si o no íbamos a hacer una carrera diplomática… nos apareció un poco contradictorio con nuestra visión de «hacer las paces», entendida dentro del marco de la Cátedra UNESCO. Obviamente, la pregunta era: ¿Si el diplomático sirve los intereses de un país en particular, dentro de otro país con el cual el suyo entra en relación económico-política, como puede contribuir a construir la paz en cualidad de mediador? Aunque el señor Monzonis-Vilallonga nos planteaba que la participación diplomática en el campo de la paz se relaciona con la seguridad humana y el clima político, muchos de nosotros se quedaron muy escépticos en cuanto a la validez de esto, siempre pensando en los intereses atrás. Entonces, al igual que el presentador cree en la incorporación de los Estados del Este en la Unión Europea, también cree fuertemente al replanteamiento de la OTAN como organización multilateral indispensable a la estabilidad. Por lo tanto, replanteo aquí algunas reflexiones sobre el tema.

Lo que se ha expuesto en el seminario está más o menos en contra de lo que tratamos de hacer en Filosofía para la Paz, es decir, construir la convivencia, la interculturalidad y el rechazo de la violencia a través de una canalización de la agresividad en el objetivo de cumplir necesidades básicas para una vida digna. Pero aparece que la OTAN, además de estar atravesando una crisis de legitimidad, es fuertemente militar y belicosa. Las últimas implicaciones en Afganistán, Irak (entrenamiento de fuerzas de seguridad) o en Libia han resultado mucho más de «guerra» que de «paz». No tenemos que esconder la verdad. La OTAN es una organización por definición militar y de defensa de los intereses. Un poco en la misma línea del trabajo de un diplomático. ¿Así se puede construir la paz? Personalmente, no creo.

Además la OTAN está en una crisis inmensa desde el punto de vista logístico. Como ya verán en un video más adelante (que está afortunadamente solamente en francés), la OTAN está en el medio de negociaciones sobre la adhesión de nuevos miembros como la Georgia y Ucrania (quien renuncio ulteriormente a su propia adhesión). También, en la intervención en Libia, solo 8 de los 28 países miembros apoyaron militarmente la invasión, simplemente porque los demás no pueden más aguantar el esfuerzo militar que esto implica.[1] Asimismo, el conflicto en Georgia en 2008 agravo mucho las relaciones entre la OTAN y Rusia, que se estaban mejorando en un acto de cooperación.

OTAN Libia

Más allá de esto, para mí, el OTAN ofrece una visión hegemónica y bélica de la guerra, e incluyo totalmente el «supuestamente pacifico» Canadá dentro de esta historia sangrante. En mi punto de vista, la OTAN representa una política maquiavélica desusada y privada de todo sentido político que pueda concordar con el mundo interdependiente en el cual vivimos. Lo único que puedo decir es que, también en el caso de Libia, se trata de elegir entre dos dolores… Es decir que existe también este debate que nos impide pensar en qué modo debemos responder a un conflicto dado. ¿A veces es inevitable la confrontación militar? No me quiero caer en el absoluto abismo de esta pregunta. Pero una cosa cierta, hay que dejar los discursos esos que estipulan que hay que «defender nuestros intereses, nuestra población» o que la OTAN sirve para garantizar la seguridad frente a «lo malo». Si caemos en esto, caemos en el mismo discurso que hace que cada vez que tomo un avión, me vigilan hasta mi propia dignidad humana.

La OTAN aumenta los gastos mundiales de armamento, facilita la creación de un discurso de «nosotros» frente a «ellos», no promueve (aunque lo intenta) un discurso democrático y no favorece el diálogo entre las naciones sino más bien, entre las naciones ricas. Finalmente, quiero terminar diciendo que para mí la OTAN, o tiene que ser repensado de manera a vincularse a la paz dejando el militar al lado, o tiene que desagregarse totalmente para dejar espacio a otra organización más eficaz en construcción de paz. Les dejo sobre un pequeño video, esta vez en español, que cuenta un poco más la intervención de la OTAN en Libia (pásense a los 3 minutos, donde realmente empieza el video). Se pueden ver los impactos de esta intervención sobre la población civil y algunos comentarios (¡que siempre hay que ser crítico!).

 


[1] AFP & Reuteurs, (2011) : «Robert Gates s’interroge sur la viabilité de l’OTAN», Radio-Canada, disponible en : http://www.radio-canada.ca/nouvelles/International/2011/06/10/003-gates-otan-avenir.shtml, Fecha de consulta, 01-02-12.